Derrota por la mínima del Cerceda ante el Coruxo

El Cerceda sufrió una nueva derrota en casa (1-2) ante el Coruxo y acumula once jornadas sin conocer la victoria, aunque en ciertas fases del partido hizo méritos para quedarse, al menos, un punto en O Roxo.

La puesta en escena del Coruxo en O Roxo fue perfecta. A pesar de todo, los verdes tardaron en llevar el partido a su terreno unos minutos. Lo consiguieron cuando la presión ejercida sobre la salida del balón del Cerceda comenzó a surtir efecto. En esa tesitura, los de Rafa Sáez jugaron a placer, con un Silva hiperactivo y un Mateo omnipresente. Entre ambos fabricaron las ocasiones más claras del Coruxo en la primera parte.

Al Cerceda, por su parte, le costó tomarle el pulso al choque. Lo intentó con disparos lejanos y varios centros que no encontraron rematador, bien resueltos por el cancerbero visitante. La dupla formada por Hugo Rama y Luariz apenas inquietó la meta del Coruxo en la primera parte. Prueba de ello es que el primer disparo de los de Tito Ramallo entre los tres palos no se produjo hasta el último minuto de la primera parte, cuando Pedrosa quiso superar a Alberto con un disparo manso.

Minutos antes, el Coruxo se había adelantado en el marcador por mediación de Silva tras una pérdida rojiblanca en banda izquierda. Un jugador del Cerceda se hizo un lío tratando de sacar el balón jugado desde atrás y se lo regaló a Mateo, que conectó con Silva. El ´killer´ de Tomino se encargó del resto dejando sentado con una finta en el interior del área a su par y superando a Magu con un disparo ajustado al palo corto.

Los minutos restantes del primer acto ya fueron un querer y no poder de un Cerceda que no dio con la fórmula para superar el entramado defensivo vigués. Silva, antes del descanso, todavía dispuso de otra ocasión para el Coruxo tras una bonita jugada trenzada entre Higón y Mateo.

El paso por vestuarios, sin embargo, sentó de maravilla al Cerceda, que adelantó líneas tras el tiempo de asueto y consiguió igualar el partido tras un disparo al muñeco de Keko que no logró despejar la defensa del Coruxo y Luariz aprovechaba para hacer el 1-1.

A partir de ahí el encuentro se convirtió en un correcalles. Ramallo introdujo a Carlos en el campo en detrimento de Pedrosa y la jugada le salió redonda, ya que a renglón seguido el Cerceda rozó su segundo gol tras un pase a la espalda de la zaga verde que Hugo Rama no consiguió aprovechar frente a Alberto.

A partir de ahí comenzó el carrusel de cambios, pero el encuentro entró en una fase mucho más tediosa que no se rompió hasta que Álex Arias, que acababa de saltar al campo, anotaba el 1-2 definitivo para el Coruxo culminando una fulgurante contra verde con un disparo cruzado desde el vértice del área. Ya en el tiempo añadido, el colegiado anulaba un gol a Luariz por presunto fuera de juego.

A partir de ahí comenzó el carrusel de cambios, pero el encuentro entró en una fase mucho más tediosa que no se rompió hasta que Álex Arias, que acababa de saltar al campo, anotaba el 1-2 definitivo para el Coruxo culminando una fulgurante contra verde con un disparo cruzado desde el vértice del área. Ya en el tiempo añadido, el colegiado anulaba un gol a Luariz por presunto fuera de juego. 


CERCEDA: Magu; Oriol, Soto, Leo Adams, Juanmi; Pedrosa (Carlos López, min.60), Keko, Claudio Torrejón (Álvaro, min.80), Tiago Portuga; Luariz, Hugo Rama (Armando, min.80).

CORUXO: Alberto; Rafa Mella, Mario, Pablo Crespo, Pablo García; Antón, Fernando; Higón (Álex Arias, min.85), Mateo, Juampa (Pitu, min.84); Silva (Quique Cubas, min.79).

GOLES: 0-1, min.30: Silva. 1-1, min.50: Luariz. 1-2, min.87: Álex Arias.

ÁRBITRO: Pardeiro Puente (Cantabria). Amonestó a Hugo Rama, Leo Adams, Claudio Torrejón y Oriol, del Cerceda.

CAMPO: O Roxo. 500 espectadores.