“Creo que tengo que jugar, estoy preparado para ello”

Debutó en Tercera División con 16 años, algo que muy pocos porteros pueden decir. Javi Rumbo se estrenó en 2014 con el Cerceda en el primer partido de aquella liga contra el Bergantiños. Fue con José Luis Lemos, su entrenador, de nuevo, desde hace un par de semanas. Desde entonces ha tenido momentos de participación y otros de esperar oportunidades, pero Rumbo ya ha demostrado que puede competir perfectamente en la categoría.
-¿Ha dado un paso atrás el equipo con el empate en Negreira?
-No, creo que era un partido difícil, como todos los de la categoría, contra un rival que aún no ha perdido en su casa y en el que podía pasar de todo.

-¿Es una final el partido contra el Barbadás?
-No es una final. Quedan muchos partidos, pero es cierto que necesitamos enganchar dos o tres victorias para ganar confianza.

-¿Qué le falta al equipo para conseguir más regularidad?
-No sabía decir. El equipo está haciendo las cosas bien y, corrigiendo algunos detallitos, llegaremos a esa regularidad.

-¿Cuál es para ti el objetivo del equipo esta temporada?
-Ganar la liga y ascender a Segunda B.

-¿Y a nivel personal? ¿Cuál es el objetivo de un portero suplente?
-Lógicamente, jugar todos los minutos posibles y afianzarme en el puesto.

-¿Cómo te motivas cada semana?
-Entrenando al 100% y siempre con la mentalidad positiva. Puede haber una expulsión o una lesión y tengo que estar preparado al máximo.

-¿Cómo es tu relación con Marcos Valín?
-Muy buena. Desde que llegué me ha enseñado mucho en todos los aspectos, tanto deportivo como personal.

-Has tenido tres entrenadores de porteros desde que has llegado a Cerceda, ¿qué destacarías de cada uno?
-Todos han tenido un trato personal conmigo espectacular. No tengo forma de agradecerlo todo lo que me enseñaron en lo deportivo. Llegué siendo un niño y ahora puedo decir que soy hombre.

-¿Qué equipo es el favorito para ganar la liga?
-El Fabril y el Cerceda.

-Si puedes escoger un partido para jugar, ¿cuál sería? ¿Por qué?
-Escogería el del Fabril, ya para mí es un partido especial por jugar contra algunos de mis excompañeros y, además, porque es un partido exigente que me valdría para evaluarme y ganar confianza.

-¿En qué le influye al equipo el cambio de mister?
-Es la primera vez que me ocurre esta situación y, además, nos cogió un poco por sorpresa. Creo que es un cambio en la forma de trabajar y en la de querer que tu equipo juegue de una forma u otra.

-A nivel de juego, ¿qué le pide Lemos al equipo?
-Combinar, pero no con el objetivo de tener por tener el balón, si no de superar líneas para hacer gol.

-Un portero de 19-20 años, ¿aprende más en un equipo como el Cerceda sin apenas jugar o en un equipo menor jugando más partidos?
-Puedo hablar de mi experiencia y lo que yo he aprendido y las experiencias que he vivido en estos cuatro años es algo bestial. No cambiaría nada. Conseguir jugar con esa edad en un equipo puntero como el Cerceda es increíble.

-¿Te planteas otra temporada como esta?
-De momento, no pienso en el futuro. Aún queda mucha liga y la vida puede cambiar de un día para otro. Lo único que queda es trabajar y cuando acabe, dios dirá. Es cierto que creo que tengo que jugar porque estoy preparado para ello.

EL TEST


¿Cuál es tu portero favorito?
Víctor Valdés.

¿A qué delantero no querrías ver delante?
Benzema.

Si no fueses portero, ¿en qué posición te hubiese gustado jugar?
Mediocentro.

A quién dedicas tus paradas más importantes?
No suelo dedicarlas a no ser que sea algo especial pero siempre que hago alguna parada especial me acuerdo de mi abuelo y también de mi padre y mi tío, que están siempre apoyándome aunque no juegue.

¿Depor o Celta?
Depor.

¿Messi o Cristiano?
Cristiano.

¿Serás entrenador cuando dejes el fútbol?
Tengo dudas pero, si lo soy, entrenaría porteros.

¿Con quién te ríes más en el vestuario?
Noé.

¿Quién es el vinagre?
No hay ninguno (risas).

¿Cuál es la anécdota más graciosa desde que estás en Cerceda?
En el partido de Arosa empatamos y nuestro gran fisio Víctor preguntó si había penaltis o prórroga.